Notas de campo: ACTUR

¿Por qué el Actur?

Para empezar el trabajo de investigación la primera decisión que se tomó fue determinar las zonas de actuación iniciales.

Debido a la variedad de morfologías urbanas existentes en la ciudad de Zaragoza, se optó por trabajar inicialmente dos zonas con un diseño urbano completamente distinto: El barrio del Actur como toma de contacto inicial y el casco viejo como continuación.

El barrio del Actur ACTuaciones URbanísticas URgentes fue desarrollado en los años 70 con el fin de solventar el problema de vivienda existente en la ciudad.

Configurado como una ciudad autónoma contaba con un diseño inicialmente ensimismado, concepto que cambió radicalmente a raiz de la Expo 2008 a través de la cual se conectó la zona tanto con el resto de la ciudad como con sus riberas colindantes al rio Ebro.

Respecto al diseño de los espacios públicos, si bien el Actur cuenta con gran cantidad de zonas verdes y calles peatonales, estos espacios han sido generados a partir de una subordinación inicial al automóvil.

Primeras aproximaciones

Empezando con el tema que nos concierne, delimitamos la zona de actuación dentro del propio barrio del Actur a la cápsula delimitada por las calles Pablo Ruiz Picasso y Clara Campoamor al Norte y al Sur repectivamente, y por ambos lados por el Centro Comercial Grancasa hacia el Oeste y una parte de la Expo 2008 donde actualmente se encuentra el Palacio de Justicia hacia el Este.

La elección de esta zona se debe a la gran actividad con la que cuenta debido a su situación y también a la intención de aprovechar el mapeado accesible lo máximo posible y con la intención de que puedan usarlo el mayor número de usuarios. La situación de el Colegio Público de Educación Especial Alborada tambien ha sido determinante en este aspecto.

Usuarios de sillas de ruedas

  • Pasos de peatones: Durante el trabajo de campo se observó que la mayoría de cruces de peatones (ya sean regulados por semáforos o no), cuentan con bordillos rebajados, cosa muy beneficiosa de cara al usuario de silla de ruedas. No se ha encontrado ninguna barrera física en un paso de peatones para este tipo de usuario. Los tiempos de espera en los pasos regulados por semáforos parecen acertados y no son demasiado breves,

  • Calles y aceras: Si tuvieramos que elegir una característica en el diseño urbano que identifique al barrio del Actur, sería su gran número de zonas peatonales.

    Estos elementos cuentan con la suficiente anchura en sus partes más críticas para que pueda desenvolverse con total normalidad un usuario de silla de ruedas. A su vez los pavimentos son los indicados para este tipo de usuarios, siendo ausentes los de rugosidades más acusadas. Se ha observado alguna baldosa en mal estado, levantada, rota o ausente, que podría dar lugar a algún pequeño percance si el usuario no la percibe.

  • Paradas de transporte público

    • Paradas de tranvía: Como en el resto de la ciudad, las paradas de tranvía cuentan con un enrasamiento óptimo entre el medio de transporte y el bordillo, de manera que facilita en gran medida el acceso de este tipo de usuarios al mismo.

    • Paradas de autobús: En lo que a este elemento respecta, se ha observado una clara diferencia entre las de nueva construcción, que cuentan con un bordillo de mayor altura para facilitar el acceso a la plataforma del autobús y las más antiguas que obvian dicho elemento.

    Aún así en este tipo de usuarios no resulta un dato de gran importancia puesto que los autobuses adaptados cuentan con plataformas mecánicas para solventar este tipo de problemas.

Usuarios con discapacidad visual

  • Pasos de peatones

    • En lo referente a señalización acústica: Se ha observado que en los cruces de peatones a lo largo de toda la vía del tranvía los semáforos cuentan con señal acústica, si bien no es prácticamente perceptible para el resto de usuarios ya que esta se activa mediante Bluetooth o mediante un mando. El resto de cruces con semáforos no aledaños al tranvía no cuentan con esta medida de seguridad.

    • En lo referente a pavimento táctil: Si bien existen cruces tanto con semáforos como sin ellos en la zona que cuentan con dicho elemento, es notable la falta de pavimento táctil en muchos de ellos. También sería interesante plantear alguna solución en lo referente a la convivencia de las personas con discapacidad visual y los carriles bici, ya que estos no cuentan con ninguna medida de prevención hacia este tipo de usuarios, lo que ocasiona situaciones de conflicto.

  • Calles y Aceras: Como hemos hablado anteriormente, debido a su morfología las calles del Actur resultan bastante cómodas para este tipo de usuarios, no obstante se echan en falta un gran número de pavimentos táctiles en cercanías de cruces o paradas de transporte público.

  • Paradas de transporte público: Como sucede con los pasos de peatones, a lo largo de todo el trayecto del tranvía las paradas del mismo se encuentran totalmente adaptadas a personas con discapacidad visual. Esto se observa tanto en los pavimentos como en la información auditiva y escrita en Braille.

No pasa lo mismo en algunas paradas de autobús, que no cuentan ni con estas señales ni con pavimento táctil, suponiendo una gran barrera para este tipo de usuarios.

Síntesis

Si bien el Actur se encuentra bien adaptado en ámbitos generales a usuarios con discapacidad, encontramos que prácticamente esta supresión de barreras se centra en la línea del tranvía y su ámbito de actuación y en casos muy puntuales. Sorprende positivamente la ausencia de barreras físicas para usuarios con sillas de ruedas en calles y cruces, no es tan esperanzador para usuarios con deficiencias visuales en este tipo de elementos.

Comentarios